Coyuntura política

EDUCACIÓN

Ilusión

Nadie quedó al margen de la tragedia educativa. Existe una gran coincidencia en el país sobre la crisis de la escuela, pero la mayoría cree que sus hijos escapan al deterioro; sin conciencia, no habrá cambios
Por Guillermo Jaim Etcheverry  | Para LA NACION
Es curiosa la ilusión que las familias argentinas experimentan a propósito de la educación de sus hijos. Ilusión no en la acepción de atractiva esperanza, sino en la que consigna en primer término nuestro diccionario: "Concepto, imagen o representación sin verdadera realidad, sugeridos por la imaginación o causados por engaño de los sentidos". Si bien hay coincidencia generalizada en que el país atraviesa una difícil situación educativa, la imaginación o los sentidos engañados nos han convencido de que felizmente nuestros hijos, y, más aún, nuestros nietos, han logrado escapar a la crisis cuyos signos advertimos en los demás.
En una encuesta realizada a fines de 2013 por la consultora Voices, comentada en estas páginas por su presidenta, Marita Carballo, alrededor de seis de cada 10 entrevistados poseen una opinión crítica sobre la calidad de nuestro sistema educativo, que consideran regular o malo. En general, siete de cada 10 piensan que esa calidad empeoró o se mantuvo estable en los últimos años.
Pero cuando se investiga la satisfacción de los padres con la educación que reciben sus hijos, el panorama cambia de manera radical. Tanto la mencionada encuesta como estudios recientes del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina indican que casi el 70% de los padres encuestados en 2013 consideran que la calidad de la enseñanza que reciben sus hijos es buena o muy buena. Coinciden en esto los padres de quienes cursan tanto el nivel primario como el medio, los del 25% de menor nivel social y los del 25% de mayor nivel, así como los que envían a sus hijos a escuelas de gestión estatal y los que lo hacen a los de gestión privada. Las diferencias entre los grupos son mínimas, lo que permite afirmar que alrededor de siete de cada 10 padres argentinos están satisfechos con la calidad de la educación que reciben sus hijos. Cuando se les pregunta si los cambiarían de escuela si tuvieran la oportunidad, los resultados son similares: alrededor de siete de cada 10 padres no lo harían. También en este caso la conducta es similar entre padres de alumnos de enseñanza primaria y media, entre aquellos de nivel social alto y bajo, así como entre quienes envían a sus hijos a escuelas de gestión pública y privada.
Esta paradoja esencial explica en gran medida lo que nos sucede en materia educativa: pensamos que la situación del país es crítica, pero cada uno de nosotros está convencido de que nuestros hijos y nietos se han salvado del naufragio general de manera inexplicable, milagrosa, casi sobrenatural. Por eso no nos preocupamos por la situación de los "otros". La encuesta de Voices muestra que sólo uno de cada 20 entrevistados considera prioritaria a la educación entre los problemas argentinos. Confirmando tal desinterés, Marita Carballo comenta que en el reciente estudio del World Value Survey en el que se indaga la medida en que la población está preocupada por no poder dar una buena educación a sus hijos, la Argentina ocupa el puesto 45 entre los 53 países investigados hasta el momento. Cuando se analiza el comportamiento de los países de América latina, se comprueba que está muy preocupado por la educación de sus hijos el 85% de los padres en México, el 75% en Colombia, el 60% en Ecuador, el 53% en Perú, el 45% en Uruguay, el 38% en Chile y sólo el 20% en la Argentina. Es un resultado que no sorprende: la mayoría piensa que sus hijos están recibiendo una muy buena educación.
Que esa convicción es una ilusión lo demuestra el análisis de las evaluaciones de calidad educativa. Más allá de los cuestionamientos válidos que se pueden hacer a estudios de este tipo, las comparaciones a que dan lugar son útiles para trazar un panorama general de la situación de nuestra educación. Por ejemplo, el ya tan difundido estudio PISA, que investiga el comportamiento de jóvenes de 15 años en lo que respecta a la comprensión lectora, el manejo de la abstracción matemática y los conocimientos sobre ciencia, muestra que la Argentina está ubicada al final de la lista de 62 países, más precisamente en el puesto 59. Entre los ocho países de América latina que participaron en la evaluación, ocupamos el 5° lugar en matemática y el 6° en comprensión lectora. Es preciso señalar que este estudio se lleva a cabo en jóvenes que están dentro de las aulas. A los 15 años, muchos de ellos ya las han abandonado, lo que hace que la situación del conjunto de jóvenes de esa edad resulte aún más desoladora.
Leer más...
 

BRASIL

Las lecciones del voto brasileño

Antes de la primera vuelta electoral brasileña, una abnegada brigada argentina pro Dilma empapeló la esquina de Brasil y Defensa con carteles que decían: "Si pierde, perdemos". Todo el kirchnerismo abrazaba esa consigna. Dilma ganó. ¿Pueden, entonces, el Gobierno y su feligresía decir "ganamos"?
Por supuesto, sí. El oficialismo argentino celebra en el resultado del PT el triunfo de una opción de izquierda populista que, en la escala local, él mismo encarna. En el alboroto del festejo, que sería más estruendoso si la relación entre Cristina Kirchner y su colega Rousseff no estuviera tan dañada, se filtra una traducción más ambiciosa: el éxito del PT presagia el del Frente para la Victoria en 2015. El desenlace brasileño coincidió en Buenos Aires con dos novedades simultáneas: una ola de encuestas en las que la Presidenta y su gestión aparecen vigorizadas, y un sinfín de especulaciones acerca de que la Casa Rosada ya se resignó a que Daniel Scioli será su candidato natural. Esta traslación, gracias a la cual Brasil se convierte en un espejo que adelanta, es muchísimo más problemática.
En la competencia brasileña se cumplió una regla general del populismo. Si se les preguntara a los ciudadanos cómo les fue durante la última década de la puerta de su casa hacia adentro, el Gobierno tendría todas las de ganar. Brasil, como el resto de América latina, fue beneficiario de una onda de bonanza que permitió a Lula da Silva y a Rousseff ejecutar políticas distributivas capaces de sacar a 35 millones de personas de la pobreza para formar una nueva clase media, la denominada clase C. Esa movilidad social se impulsó por un boom de consumo. En 2013 la venta de celulares creció un 118% respecto del año anterior. Las de autos pasaron, entre 2005 y 2013, de 1.300.000 a 2.400.000. El 48% fue adquirido por esa flamante clase media. Entre 2002 y 2012 ese grupo gastó 277% más en turismo y 150% más en ropa.
Sin embargo, si se consultara a los brasileños sobre cómo la pasaron de la puerta de su casa hacia afuera, la ventaja sería para la oposición. Salvo algunas mejoras en Río de Janeiro, las grandes ciudades se han vuelto cada vez menos seguras: en Brasil la tasa de homicidios es de 21 cada 100.000 habitantes. Es cierto que en Venezuela es de 37, pero en Chile es de 2. Sólo el 12% de las rutas están asfaltadas. Y de los 116 hospitales más requeridos, el 81% está en malas condiciones. A pesar de los avances educativos, hay dos millones de jóvenes de entre 15 y 17 años fuera del sistema y sólo el 12% de las escuelas están en buenas condiciones. Estas bajas prestaciones provocaron, a raíz de un aumento en el precio del transporte y de los gastos fabulosos por las obras del Mundial, las grandes protestas del año pasado.
Este contraste entre la expansión de los bienes privados y la insuficiencia de los públicos se proyectó sobre el debate electoral con una modulación que resulta familiar en la Argentina. Lula, con su prodigiosa capacidad para transmitir emociones, apareció en un aviso para recordar a los brasileños de la nueva clase C un país en el que ellos no conocían lo que es tener un auto, viajar en avión o ir a un restaurante. Neves, en cambio, hizo eje en la inflación, el gravoso gasto público, la deficiente infraestructura, la falta de inversión.
Se trata de una discusión entre los beneficios del consumo, que es tangible y está radicado en el presente, y las deformaciones macro, que casi siempre son abstractas y obligan a concebir una imagen del futuro. Casi siempre la disputa es desigual. Entre otras razones, porque sobre la adquisición de beneficios materiales se puede transmitir con mayor facilidad una sugerencia chantajista. En la misma publicidad, Lula atemorizaba a los televidentes con la posibilidad de que si cambiaban de administración, perderían todo lo conquistado. Una amenaza que fascina al kirchnerismo y que ahora tiene en Scioli a su principal vocero, cuando insinúa que la oposición derogará la Asignación Universal por Hijo o devolverá YPF a sus viejos amigos de Repsol.
Esta organización de la competencia beneficia a las administraciones de Brasil y la Argentina: hace falta una gran degradación para que las condiciones generales de la economía alteren la intimidad de los hogares. Cristina Kirchner experimentó ese problema: según las encuestas, su ocaso se inició cuatro meses después de su apoteosis electoral, en febrero de 2012, cuando un tren se estrelló en Once.
A la luz de esta disparidad, intrínseca a la experiencia populista, las elecciones brasileñas emiten un aviso que debería preocupar al kirchnerismo. Neves alcanzó el 48,36% de los votos contra el 51,64% de Rousseff. Una diferencia de 3,28 puntos porcentuales, que es razonable atribuir a errores tácticos más que a una falla estructural.

 

Leer más...
 

SECTOR ENERGÉTICO

 

Políticas de Estado para el Sector Energético Argentino

Los documentos aquí recogidos presentan las propuestas elaboradas por ocho ex Secretarios de Energía para la normalización y transformación del sector energético en el mediano y largo plazo; establecen los lineamientos de una “política de estado a largo plazo” para asegurar la continuidad del abastecimiento energético de la Argentina; una política acordada y permanente que sea mantenida por 25 años y que no se modifique en la sucesión de gobiernos que el normal juego de la democracia impone.
 
martes, 28 de octubre de 2014

Declaración: Rechazo a la nueva ley de hidrocarburos

La Ley de Hidrocarburos no debe ser sancionada, porque convalida el statu quo decadente de nuestra producción petrolera y gasífera, permitiendo las prórrogas de las actuales concesiones a las petroleras que actualmente las poseen en forma prácticamente indefinida; promueve el capitalismo de amigos, lesiona intereses provinciales, y expresa mayorías parlamentarias circunstanciales de mandatos que se agotan.
Este no es ni el modo ni la política para atraer las  inversiones que requiere el desarrollo del potencial petrolero argentino que nos permitan recuperar el autoabastecimiento energético perdido en ésta década.
Descargue el documento
Un pacto Nación-Provincias petroleras falaz como base de la reforma
El objetivo del reciente pacto “Nación-Provincias” que da sustento a la ley que cuenta con media sanción del Senado y que se apresta a sancionar la Cámara de Diputados que modifica parcialmente la ley de hidrocarburos 17319 es recuperar el autoabastecimiento perdido. Dice: “No existirá soberanía hidrocarburífera efectiva sin un fuerte incremento de las inversiones. La Nación, que afronta los pagos de importaciones de combustibles para sustituir lo no producido, y las Provincias, poseedoras de recursos aún no explotados, tienen que asociarse a fin de alcanzar en el menor plazo posible el autoabastecimiento”. 

 

Leer más...
 

DEFLACIÓN

Ya no queda tiempo

La realidad económica europea exige medidas inmediatas y reformas estructurales para evitar la inminente entrada en deflación.  

Ha sido definida como el mayor problema económico del mundo. En consecuencia, no estamos ante una situación pequeña, irrelevante, sino por el contrario ante una cuestión que plantea un dilema enorme y sobre todo muy peligroso para la humanidad, porque ya hemos estado en ese lugar, por la década de años 20 al 30, el mundo, Europa y los Estados Unidos se precipitaron en una debacle económica que, en gran medida, estuvo en los orígenes de la tragedia de la Segunda Guerra Mundial. No está sucediendo lo mismo ahora porque nunca la historia se repite, pero lo que quiero aportar en este momento es un listado de las cuestiones que están planteadas sobre la agenda del mundo y aun cuando puedan ser alegremente ignoradas desde la Argentina, están.
Empiezo por una constatación escalofriante: la deflación en la zona euro está demasiado cercana a la realidad y es extremadamente peligrosa. Según el semanario The Economist en su edición de esta noche, la economía mundial no está en buena forma. Aun cuando lo que venimos sabiendo de los Estados Unidos y de Gran Bretaña parece ser razonablemente positivo en términos de actividad económica y ocupación, la economía de Japón sigue contra la pared, luchando, y el crecimiento de China, el gran motor mundial, es en estos momentos el más lento de lo que se ha vivido a partir de 2009. El crecimiento de Alemania, la enorme locomotora europea, ha estado tambaleando, y según dicen los expertos, la zona del euro está literalmente en el precipicio de concretar su tercera recesión en seis años.
Estos son detalles que no merecen respuestas ideológicas y demagógicas, merecen conocimiento, merecen seriedad. Lo cierto es que los gobiernos de Francia e Italia han estado, en muchos sentidos, esquivando llevar adelante reformas estructurales socialmente costosas. Pero en el otro extremo, el gobierno de Alemania, que es, de hecho, el estratega central de Europa, ha insistido a sus socios más débiles en que adopten medidas demasiado o excesivamente austeras. En estos momentos, la inflación general de la zona euro, vista desde un país como la Argentina, que anda en el 40% anual, está en el 0.3%, y el año que viene, 2015, literalmente, este resultado cero, podría mutarse en deflación. O sea que los precios no solamente no aumentarían para nada, sino que bajarían.
La zona euro es prácticamente la quinta parte de la producción mundial, y el camino que tiene por delante parece ser irrevocable: estancamiento y deflación. No es un caso aislado, como Japón, que vivió con deflación más de una década de tristeza económica. La zona euro, en cambio, no es un caso aislado. Desde China a los Estados Unidos, la inflación es preocupantemente baja. Así que, más temprano que tarde, la moneda euro, esa gran creación económica, financiera y cultural, colapsará. ¿Por qué? Porque si los mercados, la gente, la sociedad y las empresas, confían en que los precios seguirán bajando, habrá claramente una reducción del consumo. Y si el consumo se contrae, habrán de aumentar los defaults en los créditos. Esto fue lo que sucedió en la Gran Depresión del siglo XX, que tuvo consecuencias terribles, e inolvidables por lo siniestras, en la Alemania de comienzos de la década del ‘30. Los economistas suelen hablar de un concepto nada sencillo de explicar, que es proponerse un índice de inflación (le dicen en inglés target inflation) para indicarle a la sociedad que el año que viene estamos dispuestos a admitir una inflación de hasta el 20%, el año subsiguiente el 15, etcétera. De los 46 países del mundo cuyos bancos centrales adoptan el criterio de apuntar a metas específicas la inflación, 30 ya están por debajo de su objetivo.
Otra noticia escalofriante: los países ricos que integran la Organización Económica para el Desarrollo (OCDE) tienen 45 millones de trabajadores desocupados. Los activos financieros se van pulverizando, las tasas de interés – sobre todo a corto plazo - están prácticamente en cero en muchas economías. Así que los bancos centrales mucho no pueden hacer. Con tasas cercanas a cero no pueden reducirlas para aumentar el gasto, porque el gasto no va a aumentar de ninguna manera.

 

Leer más...
 

UIP

IS en la 131ª Asamblea de la UIP 

La Internacional Socialista estuvo presente en la 131ª Asamblea de la Unión Interparlamentaria celebrada en Ginebra del 12 al 16 de octubre de 2014. Durante este evento, la IS realizó su acostumbrada reunión de parlamentarios presentes en la Asamblea provenientes de partidos miembros de la IS y otros invitados.
En esta ocasión, la reunión de la IS contó con la participación de parlamentarios y representantes de Angola, Bosnia, Cabo Verde, Chipre, Costa Rica, El Salvador, España, Etiopía, Guinea Bissau, Haití, Iraq, Malí, Malta, Namibia, Níger, Pakistán, Palestina, Perú, Reino Unido, República Dominicana, Sahara Occidental, Sudáfrica, Venezuela, el Global Fund (para la lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria), el Parlamento Latinoamericano, y el PNND (Parlamentarios para la No-Proliferación Nuclear y el Desarme). La reunión estuvo presidida por el Secretario General de la IS, Luis Ayala.
Se dio comienzo a la reunión con una manifestación de aprecio al Presidente saliente de la UIP, Abdulwahad Radi, quien había sido invitado a unirse al encuentro durante su apertura. La presidencia de la reunión transmitió a nombre de todos los participantes y de nuestro movimiento, la gratitud y el reconocimiento por el éxito de su labor como Presidente de la UIP. Radi agradeció a los participantes por su cooperación durante su mandato a la cabeza de la organización.
Las discusiones de la reunión incluyeron un intercambio de opiniones sobre los principales temas que serían abordados por la 131ª Asamblea, la elección del nuevo Presidente o Presidenta de la UIP, una visión general de las actuales amenazas internacionales a la paz y la seguridad y la contribución de la socialdemocracia para superarlas, como también informes de los miembros sobre temas específicos de preocupación nacional.
Sobre el primer tema de la agenda, varios participantes expresaron su decepción ante la elección del punto de emergencia en la agenda de la UIP. Junto con compartir la preocupación por el Ebola como un problema global de gran importancia, se hizo notar que este es un tema sobre el cual existe un gran consenso, en tanto que el asunto más polémico del terrorismo había sido rechazado por la Asamblea. La delegación de Iraq en particular, se mostró decepcionada por no tener la oportunidad de explicar lo que sucede en su país en relación con ISIS. Otros expresaron preocupación de que en estas asambleas de la UIP se nota una creciente tendencia a evitar la discusión de los temas más delicados, recordando cómo había sido imposible en la reunión anterior incluir un debate sobre Ucrania y en esta oportunidad no habría discusión sobre Siria, Iraq o Palestina. El Secretario General propuso emitir una declaración sobre terrorismo al final de esta reunión, la cual estaría basada en declaraciones anteriores del Consejo y del Presidium de la IS, con el elemento adicional de Kobane y la valiente lucha de los kurdos por defenderla.
La importancia de la dimensión ideológica de estas reuniones de la IS fue una vez más puesta de relieve y saludada, considerándose que en la UIP tendían a predominar los intereses geográficos. Es también de esperar que las declaraciones de la IS en reuniones de la UIP puedan contribuir a dar forma a políticas nacionales de los parlamentarios en sus respectivos países.
Se llevó a cabo un intercambio de puntos de vista sobre la elección del nuevo Presidente o Presidenta de la UIP, durante el cual se expresó una amplia gama de opiniones sobre los diferentes candidatos, algunas basadas en el género, otras sobre acuerdos de grupos geopolíticos y otras basadas en consideraciones políticas.
En el informe sobre la situación en Iraq, la reunión pudo informarse sobre la difícil situación que se vive en terreno y el efecto que esto tiene sobre sus ciudadanos, en particular, las minorías que sufren la brutalidad de ISIS sin ninguna esperanza. Se ha recibido muy poca asistencia humanitaria y el gobierno central aún no ha aprobado el presupuesto federal. Mosul, la segunda ciudad más grande después de Bagdad, se encuentra totalmente ocupada por ISIS y es el único punto directo de acceso a la frontera con Siria. La ciudad de Ramadi, que era su única frontera con Jordania, estaba en ese momento aproximadamente en un 80% bajo el control de ISIS, cuyas fuerzas se encontraban ahora a sólo 20 kilómetros de Bagdad. Se necesita ayuda internacional, sin embargo, se informó que existe una falta de comprensión alrededor del plan de bombardeo de la coalición.
Con respecto al Sahel, se subrayó que la situación en Libia es crucial para la estabilidad del Sahel y la comunidad internacional debía tener esto en cuenta. Se hizo notar que Libia se había convertido en un santuario para los narcotraficantes, y la región fronteriza entre Níger y Nigeria era un refugio seguro para Boko Haram. Se culpó a Occidente de crear la actual crisis en Libia, donde se necesita emprender una acción contra los narcotraficantes y el estado ficticio que algunos están tratando de establecer allí. En relación a la situación en el norte de Malí, se señaló que no todos los Tuaregs están involucrados con el MNLA y en su lucha con la situación en el Norte, el apoyo de la Internacional Socialista al gobierno de Bamako es muy importante.
Los delegados de Palestina informaron sobre la situación en Gaza. Se están realizando todos los esfuerzos para que funcione el gobierno de unidad en beneficio de todo el pueblo palestino. En este sentido, a pesar de los esfuerzos de un número de países de la región para obstaculizar este proceso, ellos habían podido formar una delegación compuesta por todos los sectores para negociar un cese el fuego con Israel. Se subrayó que el principal problema a resolver era la ocupación misma, sin lo cual no podría lograrse la paz. Ellos apelaron a la comunidad internacional a realizar esfuerzos para definir un calendario para poner fin a la ocupación, la cual es también considerada como raíz y causa del terrorismo. Recientes desarrollos en algunos países de la UE a favor del reconocimiento del Estado Palestino fueron saludados como un paso adelante para aumentar el número de 134 países que así ya lo han hecho.
La reunión también escuchó cómo Malta continuaba siendo afectada por el flujo de migrantes en el Mar Mediterráneo, algo que, se acentuó, era un tema internacional y por lo tanto necesitaba ser abordado internacionalmente. La proximidad de Malta con Libia se hizo igualmente notar y se expresó preocupación ante el hecho de que a pesar de existir amplio debate sobre la presencia de ISIS en Iraq y Siria, la inestabilidad en Libia también la hacían vulnerable a los extremistas.
Se escuchó asimismo una contribución de parte del participante más joven en la Asamblea de la UIP, un miembro de la liga juvenil de Namibia, quien señaló el hecho de que muy a menudo los jóvenes eran usados como chivos expiatorios tanto por los gobiernos como por los grupos terroristas. Este opinó que la protección de los jóvenes estaba pasando a segundo lugar dentro de los intereses políticos, y debería asignarse mayor prioridad al tráfico sexual y a la explotación de menores. La importancia de que los estados aseguren servicios militares y de inteligencia también fue puesta de relieve, ya que los estados débiles militarmente son vulnerables a los ataques terroristas.
Al concluir la reunión, el Secretario General de la IS expresó que como socialistas y progresistas, nosotros defendemos los derechos y libertades, sin los cuales siempre existirán conflictos. También defendemos la paz y resistimos y trabajamos para superar el terrorismo donde sea que éste se manifieste. Refiriéndose a la cuestión de las migraciones, dijo que todos éramos parte de la misma economía mundial y esto servía de ilustración de cómo los temas no podían ser abordados de manera aislada y nuestra Internacional continuaría reuniendo a partidos de todos los continentes para trabajar juntos sobre los grandes desafíos que enfrentamos.

 

 


Página 1 de 137

Edicion Actual

Ediciones Anteriores

Visitas

free counters